WE WORK WITH LOVE

¿Sabías que el mercado laboral es muy reducido para personas con limitaciones, debido a los prejuicios alrededor de ellos? Las empresas consideran a las personas con alguna discapacidad un riesgo para su productividad y creen erroneamente que su desempeño es inferior o confunden la discapacidad con una enfermedad.

En Karibik creemos que todas las personas tienen un talento único y por eso contamos con un equipo muy especial, nuestro departamento de empaque está conformado en su totalidad por personas con SÍNDROME DE DOWN.

Derribando estos paradigmas nos encontramos con seres de un gran compromiso y valor por su trabajo, con grandes competencias y grandes enseñanzas para todo el resto de sus compañeros. Son una fuente inspiradora cuando los días son grises. Siempre nos alegran con una sonrisa al mismo tiempo que realizan sus labores con un alto estándar de calidad. Siempre están dispuestos a ayudar; no existen quejas ni reclamos; no hay dudas en que hacen su trabajo mejor que cualquiera.
Están inmensamente agradecidos con  la oportunidad de trabajar en KARIBIK y  valoran su trabajo al máximo porque están enamorados de su labor.
 

Desde que empezó la empresa, Cata sintió deseo por querer trabajar al igual que sus hermanas quienes junto a sus padres fundaron KARIBIK, sintiéndose motivada e interesada le insistió a sus papás. Siendo la consentida por ser la menor y con características que la hacen especial, su familia pensó en una labor donde ella se sintiera útil e importante y fuese competente para la empresa y es por eso que observaron sus habilidades y cayeron en cuenta que Cata en su clóset siempre ha sido bastante organizada y dobla sus camisas perfectamente. Cuando detectan esa fortaleza se les ocurre la idea de implementar el área de empaque en la compañía y que Cata entrara a formar parte de este. Encontraron un espacio para Cata teniendo en cuenta la sencillez del proceso: la empresa siendo responsable con el medio ambiente, implementa bolsas con cierre que van y vienen a las tiendas donde va empacada cada una de nuestras prendas a los diferentes almacenes y esas mismas bolsas regresan a la compañía para devolverse con otro producto. La familia entonces, decide crearle a Cata un puesto de trabajo adecuado donde empezaría a doblar las prendas y a ubicarlas en estas bolsas.

Cata empieza a trabajar con un contrato como todos los trabajadores y empieza a convertirse en una parte muy importante del proceso productivo. Su trabajo ese vuelve muy funcional, empacando un porcentaje no muy grande de la mercancía, pero lo suficientemente importante para hacer más eficiente el proceso de la compañía.

Por ese entonces, los padres de Cata se encuentran con unos viejos amigos que también tienen un hijo con Síndrome de Down. Ellos se enteran que Cata estaba trabajando en la compañía y le mencionan  a la familia si su interés en la posibilidad de ingresar a Dieguito, su hijo, en la empresa. Viendo lo efectivo y funcional que había sido el ingreso de Cata, le dan la oportunidad a Dieguito.

Hoy, Dieguito y Cata son las personas que empacan una parte de nuestras mercancía diariamente, ellos cumplen con todos los requisitos para trabajar con nosotros a nivel legal pero cumplen una labor fundamental y más relevante en la compañía. Cada uno de ellos, en su estructura de personalidad tienen una característica que los hace excepcionales, en la empresa los niños  (así le decimos de cariño)  nos llenan de alegría nuestros días.

Cata, siendo más tímida y callada nos entrega todos los día una sonrisa y abrazos inesperados, y Dieguito tiene una característica hermosa y es que todas las mañanas cuando él llega saluda a uno por uno con un beso y abrazo, bromea, sonríe y cuando finaliza su jornada laboral se despide de todos, no hay una persona que se quede sin su saludo por lo tanto todos lo de la compañía sabemos cuándo Dieguito llegó y cuándo se fue.

Un plus es tenerlos alrededor con su ternura y disposición. Esto  ha generado en KARIBIK el mejor de los ambientes laborales que alguien se pueda imaginar.

Cuando las empresas se comprometen socialmente se convierten en mejores empresas para trabajar, porque estos detalles son los que realmente motivan a los trabajadores a vincularse y permanecer.

Nuestra proyección a corto plazo es tener con nosotros muchas más personas como Dieguito y Cata e inclusive con cualquier otro tipo de discapacidad. Ya sabemos que una discapacidad no significa nada cuando  se tienen mil capacidades  más. 

Con Cata y Diego ya somos más de 100 trabajadores que hemos descubierto que ellos son los más colaboradores, lo más comprometidos, para ellos trabajar es lo más importante que tienen en sus vidas, si ustedes los quieren ver tristes o preocupados díganles que no pueden ir a trabajar. Esta sesión de fotos fue realizada a petición de Dieguito que quería hacer parte de nuestro team fotográfico modelando para la campaña de Karibik Men ¿Y quién se puede negar a semejante propuesta con su linda sonrisa? 

KARIBIK quiere hacer una invitación a individuos y empresas a derribar esos prejuicios y a darse la oportunidad de sorprenderse. Cada vez que compras en KARIBIK apoyas la INCLUSIÓN LABORAL de personas con discapacidad en el país y a una empresa que valora y respeta la diferencia. 

No somos una marca, somos una revolución.

 
DIAGRAMACIÓN-3.jpg

Creíste que habías comprado una linda prenda,
pero hiciste mucho más! Sigamos construyendo juntos un mundo mejor.
Únete a nuestra revolución!

 
LaPetite Tropical